Tsakos, principal astillero uruguayo, dona un diseño de patrullero fluvial multipropósito a la Armada Uruguaya

 

 

El mayor grupo naval privado radicado en Uruguay está dispuesto a donar el diseño de un buque de patrulla fluvial. La decisión respecto al buque fluvial, la comunicó días atrás a la Comisión de Defensa del Senado. El proyecto es una patrulla fluvial multipropósito denominada “Alevín”, de 18 metros de eslora por 6,4 de manga,rampa, grúa, cañón de agua, posibilidad de fijar contenedores sanitarios o de tropas y 5 estaciones de armamento, diseñada por ingenieros navales uruguayos. La industria naval donará el proyecto al Ministerio de Defensa Nacional para que, a su vez, los técnicos de la Armada puedan opinar si la deben redimensionar así como equipar específicamente (a priori cuenta con plataforma para helicóptero ligero o UAV, por ejemplo) y llamar a concurso para que una firma local la construya.

El diseño pretende hacer un aporte a un tipo de embarcación que no solo sirve para trasportar camiones, containers, equipos de buceo, lucha de combate contra incendio, sino también custodiar las vías navegables interiores fluviales uruguayas, así como también conseguir dinamizar el sector naval en el área de la construcción.

De esta forma, según Tsakos, el sector privado recuperará su sinergia con la Armada, reconociendo que el Uruguay actualmente no tiene la capacidad para construir eventualmente una OPV como no sea en una instalación de la Fuerza. Por ende, si esto se lleva a cabo, la voluntad del sector privado es hacerla en un pie de igualdad con la Armada Nacional, en forma transparente y para que esta recupere el rol que históricamente tuvo en la industria naval local.

Según altos ejecutivos de la firma “en lo que a nosotros respecta no nos importa si son las portuguesas, las chinas, las rusas, las francesas o las alemanas. Sí queremos decir es que estamos de acuerdo con que el Estado uruguayo invierta en esas patrulleras oceánicas.”

Algunos de los oferentes han manifestado intención de transferir tecnología, y que por lo menos una o parte de una de esas embarcaciones se haga en Uruguay. “, aludiendo a los postulantes franceses- tanto DCNS como Ocea- y los chinos. En tal contexto, el patrullaje fluvial (también en déficit actualmente) y el oceánico -este urgido, al igual que la instalación de una red VTS, por la tramitación de la aspiración uruguaya a extender su zona de influencia a las 350 millas náuticas, además de severas carencias actuales- “se complementan”, según Tsakos.

Este conglomerado greco-uruguayo está involucrado desde hace décadas en la actividad marítima a través de una flota de más de 70 buques, con una capacidad aproximada de transporte de 8 millones de toneladas y con presencia internacional, a través de oficinas propias, en Grecia, Reino Unido, Estados Unidos de América, Singapur, Ghana, Japón, Corea y Uruguay.

Cuenta con un dique flotante adquirido en 1988 al astillero alemán Blohm&Voss de 20.000 ton. de levante, 200 m de eslora y 31,5 m de manga, otro de 650 ton. de levante, 60 m de eslora y 14 m de manga, además de una draga de corte y succión con capacidad de dragado de hasta 14 metros de profundidad, a fin de mantener dicha profundidad en las áreas que opera el astillero en el Puerto de Montevideo, sobre 500 metros de muelle.

Javier E. Bonilla
Defensa.com

Comentarios

Deja un comentario