Principales causas de muerte en Uruguay, enfermedades crónicas y cardiovasculares

Las enfermedades crónicas no trasmisibles, especialmente las cardiovasculares, respiratorias y neoplasias, constituyen la principal causa de muerte en Uruguay, según el más reciente informe de la OPS/OMS.

Eduardo Levcovitz, representante en Uruguay de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), informó que el país logró reducir problemas materno-infantiles y enfermedades transmisibles, lo que aumentó la esperanza de vida.

Precisó que Uruguay presenta una de las tasas de mortalidad materna más baja de la región (con 8,5 muertes por 100 mil nacidos vivos en 2010), y que no hubo notificaciones de dengue, leishmaniosis ni Chagas.

Agregó que el programa de inmunizaciones es gratuito y exitoso y que hay baja prevalencia de VIH/sida.

La directora de epidemiología del ministerio de Salud Pública, Raquel Rosa, indicó, por su parte, que desde 2004 hay aumento de la esperanza de vida: 80 años (mujeres) y 73 (hombres).

No obstante, puntualizó, tres de cada 10 uruguayos tienen hipertensión arterial, uno de cada tres consume tabaco diariamente y ocho de cada 10 no consumen frutas y verduras diariamente.

Los funcionarios, junto al ministro de Salud, Jorge Venegas, presentaron las publicaciones “Indicadores Básicos de Salud en Uruguay 2011″, “Situación de la Salud en las Américas” e “Indicadores Básicos 2012″.

Venegas precisó que, además de las enfermedades crónicas no trasmisibles, causa principal de muerte en Uruguay, también la violencia, los accidentes de tránsito y las adicciones influyen en el estilo de vida.

Opinó que los datos aportados por la OMS y la OPS ayudan a tener una visualización del país y una comparación, con perspectiva de planificación a futuro.

Señaló la necesidad de trabajar en la cooperación Sur-Sur para prevenir enfermedades trasmisibles y no transmisibles porque en nuestro continente -dijoâ�”210 mil millones de personas tienen dificultades para la sobrevivencia porque viven en contextos de pobreza.

 

Fuente: Prensa Latina

Deja un comentario