Gabriela Bouvier no pudo con Zulina

Zulina Bouvier
Zulina Muñoz estuvo cerca de irse a la lona en el tercer episodio pero lució lo mejor de su repertorio para defender exitosamente por séptima ocasión el cetro Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo ante un lleno en el Balneario Olímpico de Pantitlán sobre la valiente uruguaya Gabriela Bouvier por la vía de los puntos.
Bouvier visitó la lona en el octavo round, producto de una combinación y resbalón, y terminó perdiendo por segunda ocasión ante la mexicana por tarjetas de 99-91, 99-90 y 98-91. Zulina mejoró su récord a 45-1-2 y 27 nocauts, mientras que la uruguaya se quedó con 12-6-1 y 2 nocauts.

La campeona abrió con fuerza la pelea, metió fuertes combinaciones al cuerpo y rostro de Bouvier, que en vez de dar un paso atrás se mantuvo firme y trató de meter su mano derecha en forma de recto al rostro de Muñoz.

Zulina comenzó a mantener el control de la pelea con un sólido trabajo de mano izquierda a la zona hepática de la retadora, que intentó contrarrestar el empuje de la mexicana con base en fuertes ganchos, mas no tuvo la efectividad que deseaba y de nuevo la campeona sumaba otro round a la causa.

Dramático resultó el tercer episodio en el que una derecha de Bouvier mandó para atrás a la campeona y de no ser por las cuerdas hubiera visitado la lona, y al final la experiencia de la campeona la mantuvo avante en el duelo pese a que estaba visiblemente lastimada.

El minuto de descanso revivió a la ‘Loba’, pues apenas sonó la campana para el cuarto round fue a tratar de poner orden, pero la buena condición física de la uruguaya le permitió no sólo mantenerse en el pleito sino responder en el intercambio. Al final del episodio se dieron puntuaciones por triple 39-37 a favor de la mexicana.

Con buen boxeo dominó Muñoz en el quinto round, evitó los fuertes obuses de la uruguaya y conectó fuerte con la mano derecha a Bouvier, quien desesperada se puso al tú por tú y no sacó la mejor parte. Zulina tuvo el control en ese momento de manera notable.

Ya con menos aire en el sexto, Bouvier se mostró con mucha voluntad y logró conectar un par de ganchos a la campeona, pero no fue suficiente para detener el tren de pelea de la monarca, que nuevamente aprovechó su mejor boxeo para mantener a raya a su retadora.

Para el séptimo Zulina lastimó en más de una ocasión a Bouvier llevándola a las cuerdas con fuertes combinaciones de recto, gancho y cruzado. Para entonces la uruguaya ya tenía el rostro lastimado, mas con el corazón por delante intentó buscar el golpe que cambiara la historia en el trepidante duelo.

En el octavo, una sólida combinación de Zulina de derecha e izquierda, combinado con un resbalón, mandó a la uruguaya contra la lona y el réferi Gelasio Pérez contó caída. Al final del asalto las tarjetas fueron por triple 79-72 a favor de la mexicana.

Agotadas por el gran esfuerzo, las dos intercambiaron en el noveno. Bouvier y Muñoz dejaron el corazón en cada intento y pusieron de pie a los más de tres mil fanáticos en el inmueble ubicado en Iztacalco.

Para el décimo salió la ‘Loba’ Muñoz por el golpe que le diera el nocaut, pero fue Bouvier quien hizo el mayor esfuerzo y fue por ella; en el intento, las dos resbalaron en una esquina y al reincorporarse, cruzaron metralla hasta escuchar el campanazo final.

Por Salvador Rodríguez
ESPN.com

Crédito Alma Montiel

Comentarios

Deja un comentario