Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Intendente Zimmer Concurrió a llamado a sala en la Junta

De la Bancada de Ediles Partido Colorado:
El intendente Zimmer advirtió que si no se renueva rápidamente el parque de maquinaria la situación de la Intendencia podría colapsar, y sorpresivamente admitió a los ediles de Vamos Uruguay que actualmente gran parte del mismo circula en situación irregular

Si no se lleva adelante, en el menor tiempo posible, un recambio total del parque de maquinaria de la Intendencia de Colonia (IDC) -la mayor parte del cual circula por el departamento sin contar con la habilitación oficial que otorga el Ministerio de Transporte y Obras Públicas- la situación podría “colapsar”.
Ese fue, en resumen, el mensaje que el intendente Walter Zimmer transmitió el pasado martes 12 a la Junta Departamental, que de conformidad con lo resuelto en su sesión del pasado viernes 24 de junio con los votos de Vamos Uruguay (P. Colorado) y el Frente Amplio, fue recibido en Sala por cerca de tres horas y media a efectos de informar sobre los hechos ocurridos en la Dirección de Tránsito y Transporte, por un lado, y el estado del parque de maquinaria, la situación del Taller Municipal y el Departamento de Obras, por otro.
Como era previsible, respecto a las maniobras perpetradas en la Dirección de Tránsito, Zimmer no incorporó nuevos elementos a los que hasta ese momento eran de conocimiento público, limitándose a señalar que hasta el momento fueron procesados cuatro funcionarios, dos con prisión y dos sin prisión, mientras siguen las actuaciones en las dos vías, la administrativa y la judicial. El jefe comunal aseguró que hay más funcionarios de la repartición cuya situación es comprometida por estar involucrados en hechos irregulares, y adelantó que, si bien los mismos podrían no llegar a configurar un delito, sí configuran faltas administrativas, por lo cual se adoptarán las medidas del caso, incluso la destitución del cargo -previa intervención de la Junta Departamental- si ella correspondiera.
Para Zimmer, la maniobra fue “una falla humana”, y estimó que “no fue una estafa económica contra la Intendencia”, sino “una estafa a la credibilidad”, ya que la administración no tuvo pérdida de dinero porque el pago correspondiente a cada libreta ingresó formalmente a sus arcas.
El edil (S) Gabriel Gabbiani (Vamos Uruguay) preguntó, entonces, cuál fue la razón de que en sus declaraciones a medios de prensa nacionales se refiriera a “pérdidas multimillonarias”, respondiendo Zimmer que, efectivamente, los montos de dinero manejados fueron muy elevados, aunque no en perjuicio de la administración.
El jefe comunal respaldó la gestión del actual Director político, Mario Leiva, quien por el momento se encuentra fuera de toda sospecha respecto al dolo perpetrado. Paralelamente, aseguró que “la gran mayoría de los funcionarios tiene la conciencia y su legajo limpio”, e informó que se encuentra en plena reestructura de la dependencia, a cuyo frente fue trasladada como Directora Administrativa la señora Gladys Calderón, una funcionaria de carrera con probada capacidad en diferentes áreas. No obstante, Zimmer no aclaró porqué fueron también trasladados los funcionarios que están fuera de toda sospecha y cuya honestidad no ha sido puesta en tela de juicio.

Sorpresa: Camiones circulan sin habilitación

Con referencia al segundo tema, la edila Nibia Reisch (Vamos Uruguay) solicitó conocer algunas generalidades respecto al actual parque de maquinaria y automotor, fundamentalmente en lo que refiere a año, modelo y estado de conservación. El jefe comunal explicó que la maquinaria de la IDC es vetusta, ya que con excepción de algunos equipos adquiridos en su anterior administración las últimas máquinas fueron incorporadas casi todas en 1991 y parte en 1997, dando a conocer que incluso existen algunos vehículos que “están cumpliendo las Bodas de Oro (50 años) y que, por tanto, ya no admiten más reparaciones”.
Reisch preguntó cuánto se invirtió en el último período para la compra de maquinaria, respondiendo el intendente que fueron 1:400.000 dólares en todo el quinquenio, monto con el cual se compraron 4 motoniveladoras, 3 retroexcavadoras, 2 cilindros, 2 camiones, 1 buldózer, 6 camionetas Fiat y algunas motos.
La edila se mostró sorprendida y razonó preguntando, entonces, por qué no se procedió antes a la adquisición de nueva maquinaria y se esperó hasta este punto de “inminente colapso”, siendo que, de acuerdo a lo expresado por Zimmer y sus asesores, se gastan $ 2:060.000 (aproximadamente 120.000 dólares) mensuales en repuestos, respondiendo el jefe comunal que la variación de precios en la maquinaria durante los últimos años impidió la incorporación de nuevos ingenios.
Reisch aseguró que la situación extrema a la que se ha llegado “no es sólo responsabilidad del actual intendente”, quien gobernó los destinos de nuestro departamento en los últimos 6 años, y opinó que “es responsabilidad de todo el Partido Nacional, sin exclusión de ningún sector” ya que todos integran el Ejecutivo comunal y por tanto todos son responsables de la actual situación que atraviesa la intendencia, lo que demuestra un agotamiento total del modelo de administración nacionalista. Reisch aseguró que se han gastado los recursos en otras cosas, “menos en destinarlos a la renovación del parque de maquinaria y automotor, lo que no sólo permitiría bajar los costos operativos, sino también mejoraría la calidad de las obras”.
Acompañado por el Secretario General, Pablo Manitto, por el Contador Municipal, José Mª Ahunchain, por el Asesor en Caminería Rural, Juan Carlos Planchón, y por el Director del Departamento de Obras, Ing. Héctor Anzalas, el jefe comunal informó que, de acuerdo a las estimaciones realizadas la renovación total implicaría un monto de 11:748.200 dólares (no los 18 millones originales) que sería solicitado al Banco de la República Oriental del Uruguay (BROU), a un plazo de 10 años con un 7% de interés anual en dólares, lo que demandaría el pago de una cuota anual de U$S 1:425.680.
Zimmer expresó que, en caso de accederse al crédito, los nuevos vehículos serían dotados de equipos GPS para controlar y mejorar el rendimiento de la flota, propuesta que había sido presentada por el Partido Colorado, precisamente a través de Reisch, en el período anterior.
Interrogado acerca de la disponibilidad de la Intendencia para afrontar esa deuda habida cuenta del importante déficit existente en la comuna, el contador Ahunchain explicó que la cuota podría pagarse con el ahorro que se realizaría con la desafectación de personal del Taller Municipal durante 10 años por diversas causas (104.000 dólares), por el ahorro en gastos de tercerizaciones, fletes y demás (720.259 dólares), por el ahorro generado en la compra de repuestos y accesorios (395.983 dólares) y por el ahorro en combustibles y derivados el petróleo (241.072 dólares), lo que significaría un ahorro anual de 1:461.314 dólares, suficiente para el pago de la cuota.
Acerca del déficit acumulado de la IDC, que según la Rendición de Cuentas del año 2010 llegada horas antes a la Junta Departamental asciende a los $ 321:167.355, 80 (casi 17,5 millones de dólares al cambio actual, a lo que se debe agregar la deuda generada en lo que va del año 2011), Ahunchain aseguró que “el 95% del déficit corresponde a deudas con el gobierno central, en especial UTE, ANTEL y OSE, que junto a otros organismos como AFE, a su vez le deben una cifra similar a la IDC por concepto de Contribución Inmobiliaria”.
Asimismo, adelantó “una buena noticia”, anunciando que existe “el compromiso del gobierno nacional de apoyar a las intendencias con el alumbrado en forma progresiva”, lo que a su juicio redundaría en una importante ventaja económica para la comuna coloniense, ventaja que no queda clara habida cuenta que la IDC no cumple con el pago al organismo energético.
Frente al recelo de los ediles de la oposición respecto a las garantías necesarias para obtener el crédito bancario y a que los dineros provenientes del crédito pudiesen ser desviados con fines ajenos a aquellos para los cuales serían solicitados, Ahunchain aclaró que la aprobación del crédito queda sujeta a la previa intervención del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) y de la Junta Departamental, y que el dinero sería transferido directamente desde el propio BROU hacia las empresas ganadoras de las licitaciones.
Reisch primeramente, y Gabbiani después, interrogaron acerca de la validez de las pólizas de los seguros de la maquinaria en uso, respondiendo Ahunchain que todas ellas se encuentran al día frente al Banco de Seguros del Estado (BSE).
Consultado por Gabbiani si la actual flota de camiones de la IDC cuenta con el Certificado de Aptitud Técnica (CAT) -expedido por la Sociedad Uruguaya de Control Técnico de Automotores (SUCTA), una empresa privada concesionaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP)- cuya duración es de un año, tomando como referencia un listado de 64 camiones suministrado a los ediles por el propio jefe comunal, sorpresivamente Zimmer admitió que sólo 23 camiones (36%) cuentan con el mismo, mientras los demás lo tienen vencido hace un año o mucho más tiempo, en algunos casos.
De tal manera, inesperadamente el intendente admitió que el 64% de los mencionados camiones no cuenta con la habilitación nacional para circular por la vía pública, con el consiguiente peligro para sus conductores y para los peatones, afirmación que causó sorpresa a los ediles de Vamos Uruguay, que no imaginaban que la Intendencia estaba contraviniendo las normas nacionales en materia de seguridad vial.
Gabbiani planteó al jefe comunal la posibilidad de “aplazar” la presentación ante la Junta Departamental de Colonia del mensaje dirigido al deliberativo para solicitar el crédito. En efecto, a la luz del déficit acumulado de la comuna y de la serie de irregularidades detectadas en la Dirección de Tránsito y la Dirección de Limpieza, de la demora de casi 10 años en la presentación de un Plan de Gestión del Barrio Histórico de Colonia del Sacramento reclamado por la UNESCO para mantener su categoría patrimonial y del cambio en el escenario administrativo tras la posibilidad de que se instrumente la Patente Única Nacional, entre otros temas, para los ediles de Vamos Uruguay el momento de solicitar un crédito no es oportuno.
Zimmer dijo que cada uno de esos temas estaba encaminado, y manifestó no ser partícipe del aplazamiento porque por tratarse de una licitación internacional, el procedimiento involucra plazos bastante extensos, y ello demoraría todo el proceso.
Escuchadas las explicaciones de los jerarcas, y luego de un breve cuarto intermedio, la Junta Departamental resolvió declarar satisfactorias las declaraciones del intendente, moción presentada por el oficialismo que contó solamente con el apoyo de 17 ediles del P. Nacional en 29 legisladores presentes en Sala al momento de la votación.
Cabe recordar que, de conformidad con el Reglamento Interno de la Junta Departamental, como la dilación del crédito al que aspira el jefe comunal es de 10 años, y por tanto excede el plazo de su mandato, requiere una mayoría especial en la Junta Departamental de dos tercios, es decir, 21 ediles en 31 miembros del deliberativo. El oficialista Partido Nacional cuenta con 18 ediles, por lo cual requiere del apoyo de la oposición.

Deja un comentario